PARROQUIA DE SANTIAGO APÓSTOL
LORCA




















Agenda Semanal
lunes 24 ➽ 17:30 Catequesis de 1º de Comunión
martes 25 ➽ 17:30 Catequesis de 2º de Comunión
jueves 27 ➽ 19:30 Exposición del Santísimo
viernes 28 ➽ a las 17:30 Catequesis de Confirmación
Horario de Misas (invierno)
Tarde: de lunes a domingo
19:00 horas
Mañana: domingos y festivos
10:00 (Santo Domingo); 11:30 Santiago










OPINIÓN SEMANAL
 
ALTURISMO EN UN AMBIENTE EGOÍSTA
La palabra altruista, de "alter = otro", significa el que piensa en el otro antes que en sí mismo.
    El amor materno/paterno sería signo de este modo de comportamiento que a su vez es reflejo del amor de Dios y de
    Jesucristo hacia nosotros. Por eso Cristo nos dice: "el Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir."
    Él, cuando da la vida por nosotros en la cruz, lo hace pensando más en nosotros que en sí mismo, y no por los méritos de bondad y fidelidad que estamos dando en ese momento, sino cuando todos le abandonan y es pospuesto a Barrabás, que era un asesino.
    El vocablo "egoísmo de ego=yo", expresa el que piensa más en él que en los demás, y este es el modo predominante en la sociedad en que vivimos.
Por eso se añade una dificultad adicional a vivir la exigencia de Jesús para los que nos declaramos sus discípulos: "amaos unos a otros como Yo os he amado, en esto conocerán todos que sois mis discípulos.
    Mientras que el egocentrismo es espontáneo, la generosidad es adquirida después de estar convencidos y de luchar diariamente por hacerlo posible.
    Una de las excusas que se da para ser egoístas es que los demás: o no lo aprecian, o viven como derecho lo que es un regalo, o pagan mal por bien, pero lo anterior no nos exime de obedecer el mandato de
    Jesús, pues Él murió cuando "le pagaban mal por bien".




   Eduardo, párroco de Santiago




Para meditar ...


Con frecuencia nos preocupamos afanosamente por las consecuencias sociales, culturales y políticas de la fe, dando por descontado que hay fe, lo cual, lamentablemente, es cada vez menos realista.
    Se ha puesto una confianza tal vez excesiva en las estructuras y en los programas eclesiales, en la distribución de poderes y funciones, pero ¿qué pasaría si la sal se volviera insípida?...
    Para que esto no ocurra, es necesario anunciar de nuevo con vigor y alegría el acontecimiento de la muerte y resurrección de Cristo, corazón del cristianismo, el núcleo y fundamento de nuestra fe, recio soporte de nuestras certezas, viento impetuoso que disipa todo miedo e indecisión, cualquier duda y cálculo humano.
BENEDICTO XVI



Aprendiendo ...

De la Encíclica «Evangelii Gaudium»
Desde el corazón del Evangelio
    Una pastoral en clave misionera no se obsesiona por la transmisión desarticulada de una multitud de doctrinas que se intenta imponer a fuerza de insistencia. Cuando se asume un objetivo pastoral y un estilo misionero, que realmente llegue a todos sin excepciones ni exclusiones, el anuncio se concentra en lo esencial, que es lo más bello, lo más grande, lo más atractivo y al mismo tiempo lo más necesario. La propuesta se simplifica, sin perder por ello profundidad y verdad, y así se vuelve más contundente y radiante.
    Todas las verdades reveladas proceden de la misma fuente divina y son creídas con la misma fe, pero algunas de ellas son más importantes por expresar más directamente el corazón del Evangelio. En este núcleo fundamental lo que resplandece es la belleza del amor salvífico de Dios manifestado en Jesucristo muerto y resucitado.
    En este sentido, el Concilio Vaticano II explicó que «hay un orden o “jerarquía” en las verdades en la doctrina católica, por ser diversa su conexión con el fundamento de la fe cristiana». Esto vale tanto para los dogmas de fe como para el conjunto de las enseñanzas de la Iglesia, e incluso para la enseñanza moral.
Santo Tomás de Aquino enseñaba que en el mensaje moral de la Iglesia también hay una jerarquía, en las virtudes y en los actos que de ellas proceden.
    Allí lo que cuenta es ante todo «la fe que se hace activa por la caridad» (Ga 5,6). Las obras de amor al prójimo son la manifestación externa más perfecta de la gracia interior del Espíritu: «La principalidad de la ley nueva está en la gracia del Espíritu Santo, que se manifiesta en la fe que obra por el amor».









 Exortación Apostólica del Papa Francisco
Evangelii Gaudium


Santa Sede
Conferencia Episcopal
Obispado de Murcia

Misa del día
Catecismo
Santa Biblia

Oficio Divino:
Horario local de Misas
Hoja parroquial
Santo Rosario
Viacrucis
Ordinario de la Misa
Santoral
Mártires de Lorca
Historia parroquial