PARROQUIA DE SANTIAGO APÓSTOL
LORCA




















Agenda Semanal

                   



Horario de Misas (VERANO)
Tarde: de lunes a domingo y festivos
20:00 horas
Mañana: domingos y festivos
 10:00 Santiago













Santa Sede
Conferencia Episcopal
Obispado de Murcia

Misa del día
Catecismo
Santa Biblia

Oficio Divino:
Horario local de Misas
Hoja parroquial
Santo Rosario
Viacrucis
Ordinario de la Misa
Santoral
Mártires de Lorca
Historia parroquial















OPINIÓN SEMANAL

EL TRABAJO Y EL DESCANSO


    Una de las necesidades que siente toda persona desde su edad adulta, es trabajar como medio para allegar el dinero necesario para su mantenimiento y el de su familia, pero también para desarrollar sus cualidades y habilidades personales y también como vehículo para servir a sus semejantes de los cuales recibe también múltiples beneficios.   Por eso es tan importante que todos tengan trabajo, y éste es la mejor ayuda social que se puede hacer por una persona, pues aunque reciba del Estado lo necesario para poder vivir, nadie le podrá quitar un cierto sentido de inutilidad y, al mismo tiempo, se desarrolla en el parado una cierta pereza y desconcierto de qué hacer en tantas horas vacías de una obligación perentoria.   Pero también es necesario el ocio, el descanso vacacional, como una manera de experimentar la libertad de hacer en cada momento lo que nos apetece y, al mismo tiempo, tener la posibilidad de compartir más tiempo con la familia y los verdaderos amigos, así como hacer aquellas cosas que las obligaciones profesionales nos lo impiden ordinariamente.   Por tanto os deseo unas felices vacaciones compartidas con vuestros seres queridos y dejaremos en manos de Dios si nos volveremos a ver el próximo curso a partir de octubre. 
 


   Eduardo, párroco de Santiago



Para meditar ...

LA ASCENSION
Una de las necesidades que siente toda persona desde su edad adulta, es trabajar como medio para allegar el dinero necesario para su mantenimiento y el de su familia, pero también para desarrollar sus cualidades y habilidades personales y también como vehículo para servir a sus semejantes de los cuales recibe también múltiples beneficios.   Por eso es tan importante que todos tengan trabajo, y éste es la mejor ayuda social que se puede hacer por una persona, pues aunque reciba del Estado lo necesario para poder vivir, nadie le podrá quitar un cierto sentido de inutilidad y, al mismo tiempo, se desarrolla en el parado una cierta pereza y desconcierto de qué hacer en tantas horas vacías de una obligación perentoria.   Pero también es necesario el ocio, el descanso vacacional, como una manera de experimentar la libertad de hacer en cada momento lo que nos apetece y, al mismo tiempo, tener la posibilidad de compartir más tiempo con la familia y los verdaderos amigos, así como hacer aquellas cosas que las obligaciones profesionales nos lo impiden ordinariamente.   Por tanto os deseo unas felices vacaciones compartidas con vuestros seres queridos y dejaremos en manos de Dios si nos volveremos a ver el próximo curso a partir de octubre. 
 


Aprendiendo ...

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA «AMORIS LAETITIA»  DEL SANTO PADRE FRANCISCO
 
 SITUACIÓN ACTUAL DE LA FAMILIA

…Nadie    puede    pensar    que    debilitar    a    la    familia    como    sociedad    natural    fundada    en    el    matrimonio    es    algo    que    favorece    a    la    sociedad.    Ocurre    lo    contrario:    perjudica    la    maduración    de    las    personas,    el    cultivo    de    los    valores    comunitarios    y    el    desarrollo    ético    de    las    ciudades    y    de    los    pueblos.    Ya    no    se    advierte    con    claridad    que    sólo    la    unión    exclusiva    e    indisoluble    entre    un    varón    y    una    mujer    cumple    una    función    social    plena,    por    ser    un    compromiso    estable    y    por    hacer    posible    la    fecundidad.    Debemos    reconocer    la    gran    variedad    de    situaciones    familiares    que    pueden    brindar    cierta    estabilidad,    pero    las    uniones    de    hecho    o    entre    personas    del    mismo    sexo,    por    ejemplo,    no    pueden    equipararse    sin    más    al    matrimonio.    Ninguna    unión    precaria    o    cerrada    a    la    comunicación    de    la    vida    nos    asegura    el    futuro    de    la    sociedad.    Pero    ¿quiénes    se    ocupan    hoy    de    fortalecer    los    matrimonios,    de    ayudarles    a    superar    los    riesgos    que    los    amenazan,    de    acompañarlos    en    su    rol    educativo,    de    estimular    la    estabilidad    de    la    unión    conyugal?        «En    algunas    sociedades    todavía    está    en    vigor    la    práctica    de    la    poligamia;    en    otros    contextos    permanece    la    práctica    de    los    matrimonios    combinados    [...]    En    numerosos    contextos,    y    no    sólo    occidentales,    se    está    ampliamente    difundiendo    la    praxis    de    la    convivencia    que    precede    al    matrimonio,    así    como    convivencias    no    orientadas    a    asumir    la    forma    de    un    vínculo    institucional»