PARROQUIA DE SANTIAGO APÓSTOL
LORCA




















Agenda Semanal

Miércoles 12: a 18:30 Reunión general de Catequistas

 


Horario de Misas (VERANO)
Tarde: de lunes a domingo y festivos
20:00 horas
Mañanas:
laborables: 8:30 Clarisas
domingos y festivos: 10:00 Santiago; Las Clarisas










OPINIÓN SEMANAL

DIOS NO ES UN ALGO SINO UN ALGUIEN


   
          Mucha gente expresa que "algo" tiene que haber que haya hecho y mantenga el universo para que sea algo ordenado, un cosmos, y no un caos.
          Ello expresaría la necesidad de un ser superior pero a quien no conocemos y por eso es "algo" y no "alguien",y así seria si Dios no se nos hubiera manifestado y revelado como es, mas todavía nos dice que El es el creador de todo y también de nosotros a quienes ha hecho "a su imagen y semejanza", lo que explicaría las cualidades espirituales que únicamente nosotros poseemos entre todos los seres vivos.                     
        Eso aclara porque somos capaces d e entrar en contacto con Dios y establecer unas relaciones amistosas,porque Dios no es el adversario del hombre sino su amigo.
        De hecho, sale a nuestro encuentro y nos ofrece su amor, de modo singular a través de su hijo Jesucristo, hecho hombre como nosotros.
        Y Jesús nos dice: "ya no os llamo siervos, sino amigos, porque os he dado a conocer todo lo que me ha entregadomi Padre."
        Y llevo su amor hasta el extremo dando su vida por nosotros en la cruz y haciendo realidad lo que había manifestado: "nadie tiene amor mayor que el da la vida por sus amigos."

 




   Eduardo, párroco de Santiago




Para meditar ...
Entrar a presencia de Dios

Sin pureza (=santidad) no se puede entrar en presencia de Dios. El objetivo es muy bueno: crear un pueblo dedicado a Yahve. El problema se plantea cuando el culto es solo formal («su corazon esta lejos de e mi») y el cumplimiento de la ley  se reduce a una serie de ritos extemos que invalidan la religiosidad (“en vano me rinden culto”).

Jesús ahonda ante sus discipulos esta ensefianza: la practica puramente exterior de la ley no es suficiente; es el corazon del ser humano el que debe orientarse hacia la voluntad de Dios. Por eso, la persona debe tomar la firme determinación de «cuidar» su corazon, rechazando las «perversidades » que salen de dentro (toda actitud negativa, antes de hacerse acto, se ha gestado en el interior) y situándose en sintonla con el querer, con los sentimientos, con el proyecto de Dios para el mismo y para el mundo.

 






Aprendiendo ...

EXHORTACIÓN APOSTÓLICA «GAUDETE ET EXULTATE»  DEL SANTO PADRE FRANCISCO
 «Alegraos y regocijaos» (Mt 5,12), dice Jesús a los que son perseguidos o humillados por su causa. El Señor lo pide todo, y lo que ofrece es la verdadera vida, la felicidad para la cual fuimos creados. Él nos quiere santos y no espera que nos conformemos con una existencia mediocre, aguada, licuada. En realidad, desde las primeras páginas de la Biblia está presente, de diversas maneras, el llamado a la santidad. Así se lo proponía el Señor a Abraham: «Camina en mi presencia y sé perfecto» (Gn 17,1).

No es de eperar aquí un tratado sobre la santidad, con tantas definiciones y distinciones que podrían enriquecer este importante tema, o con análisis que podrían hacerse acerca de los medios de santificación. Mi humilde objetivo es hacer resonar una vez más el llamado a la santidad, procurando encarnarlo en el contexto actual, con sus riesgos, desafíos y oportunidades.
Porque a cada uno de nosotros el Señor nos eligió «para que fuésemos santos e irreprochables ante él por el amor» (Ef 1,4).

 CAPÍTULO PRIMERO: EL LLAMADO A LA SANTIDAD
 
Los santos que nos alientan y acompañan. En la carta a los Hebreos se mencionan distintos testimonios que nos animan a que «corramos, con constancia, en la carrera que nos toca» (12,1). Allí se habla de Abraham, de Sara, de Moisés, de Gedeón y de varios más (cf. 11,1-12,3) y sobre todo se nos invita a reconocer que tenemos «una nube tan ingente de testigos» (12,1) que nos alientan a no detenernos en el camino, nos estimulan a seguir caminando hacia la meta. Y entre ellos puede estar nuestra propia madre, una abuela u otras personas cercanas (cf. 2 Tm 1,5). Quizá su vida no fue siempre perfecta, pero aun en medio de imperfecciones y caídas siguieron adelante y agradaron al Señor.

 













Santa Sede
Conferencia Episcopal
Obispado de Murcia

Misa del día
Catecismo
Santa Biblia

Oficio Divino:
Horario local de Misas
Hoja parroquial
Santo Rosario
Viacrucis
Ordinario de la Misa
Santoral
Mártires de Lorca
Historia parroquial