PARROQUIA DE SANTIAGO APÓSTOL
LORCA




















Agenda Semanal

Horario de Misas (verano)
Tarde: de lunes a domingos y festivos
20:00 horas
Mañana: domingos y festivos
10:00 Santiago










OPINIÓN SEMANAL
 
SOCIEDAD CON NUEVOS RETOS
En los años sesenta apareció un libro que causó un cierto alboroto, se llamaba el "shock del futuro", y su tesis era que las personas educadas en una cultura patriarcal, rural, sin experiencia democrática y formadas en la obediencia a padres, maestros, autoridades, lo iban a pasar mal ante las nuevas costumbres que se avecinaban, la llamada de atención ha resultado profética.
    Los que nos formamos en la posguerra tenemos dificultad, no sólo con las nuevas costumbres, sino con los aparatos que han aparecido en nuestro entorno diario, y que nos cuesta habituarnos a ellos, no es nuestro mundo, sino algo absolutamente nuevo puesto, que nosotros formados en la imprenta, tenemos que aprender a desarrollarnos en el mundo de la informática, que, sin embargo y con nuestro absoluto asombro, dominan los niños desde los 3 años.
    Pero es la manera de vivir la que nos perturba en la convivencia de entre diversas generaciones, de modo especial a los que ya somos ancianos.
    Y otro elemento nuevo es que la fe cristiana, o se pasa de ella, o se ridiculiza, o se mofan de los que somos creyentes, pues nuestras sociedades occidentales o son ateas, o agnósticas, o pasan de la fe, que tanta importancia tiene para nosotros.
    La comunidad cristiana se ha envejecido, y si los jóvenes no se abren a la vivencia de la fe cuando lleguen a la madurez, a esto le quedan unos 30 años a lo máximo para pasar a unos bellos templos vacíos.




   Eduardo, párroco de Santiago




Para meditar ...


UN HOMBRE COMO TÚ
  
 
    He llamado a tu puerta, he llamado a tu corazón por una cama decente, para tener un buen fuego. ¿Por qué me echas? ¡Ábreme hermano!..
    ¿Por qué me preguntas si vengo de África, si vengo de América, si vengo de Asia, si vengo de Europa?
    ¡Ábreme hermano!...
    ¿Por qué quieres saber la longitud de mi nariz, el grosor de mis labios, el color de mi piel, el nombre de mis dioses?    ¡Ábreme hermano!...
    No soy negro, no soy rojo, no soy amarillo, no soy blanco, soy solamente un hombre. ¡Ábreme hermano!...
    Abre para mí tu puerta, ábreme el corazón, soy un hombre, un hombre como tú, el hombre de todos los tiempos y bajo todos los cielos, un hombre como tú.



Aprendiendo ...

De la Carta del Sr. Obispo de la Diócesis
Dios Hijo, amor de entrega hasta la Cruz
Estando con nosotros hasta la sangre, Dios dice con claridad suprema, hasta qué punto es valioso el ser humano ante sus ojos, ya que es la única criatura en la tierra a la que Dios ha amado por sí misma. Todo hombre, también el condenado, el marginado, el que sufre de cualquier manera en el cuerpo o en el espíritu, tiene un motivo supremo para la esperanza: Dios está con él en su dolor. Ahí radica la fuente inagotable del amor al prójimo como a uno mismo. Nadie debe dejar de amar por ningún motivo: hay una sangre que nos ha capacitado a todos para amar; la misma que, derramada por todos, ha hecho a todos los hombres dignos del amor, en particular, a los más débiles y necesitados. Lo que hagamos con los más pequeños de estos hermanos nuestros, lo hacemos con el mismo Cristo (cf. Mt 25,40).
El sufrimiento y la muerte vividos con amor nos hacen seguir a Jesús hasta vaciarnos de nosotros mismos. La persona abre así espacios para la filiación y la fraternidad; se hace receptivo como corresponde a quien es engendrado como hijo para sus hermanos. En Jesús este proceso alcanza el límite, su muerte en cruz abre paso a la resurrección, culminación de su generación como Hijo y Señor. La entrega de Jesús en la cruz no es más que la culminación de este estilo que marcó toda su existencia. Cautivados por ese modelo, deseamos integrarnos a fondo en la sociedad, compartimos la vida con todos, escuchamos sus inquietudes, colaboramos material y espiritualmente con ellos en sus necesidades, nos alegramos con los que están alegres, lloramos con los que lloran y nos comprometemos en la consecución de un mundo nuevo, codo a codo con los demás.









 


Santa Sede
Conferencia Episcopal
Obispado de Murcia

Misa del día
Catecismo
Santa Biblia

Oficio Divino:
Horario local de Misas
Hoja parroquial
Santo Rosario
Viacrucis
Ordinario de la Misa
Santoral
Mártires de Lorca
Historia parroquial



ORACIÓN
    SALMO 21 III
Fieles del Señor, alabadlo; linaje de Jacob, glorificadlo; temedlo, linaje de Israel. Porque no ha sentido desprecio ni repugnancia hacia el pobre desgraciado; no le ha escondido su rostro: cuando pidió auxilio, lo escuchó.
Él es mi alabanza en la gran asamblea, cumpliré mis votos delante de sus fieles. Los desvalidos comerán hasta saciarse, alabarán al Señor los que lo buscan: viva su corazón por siempre.Concédenos, oh Padre omnipotente, por tu Hijo Jesucristo, hermano nuestro, vivir ahora el fuego de tu Espíritu, haciendo de esta tierra un cielo nuevo. Amén.